Libros para ser libres

Cuando la verdadera literatura es aquella que nos hace pensar, y pensar es pensar en libertad, en la libertad del acierto o del error, de la razón o de la falta de razón, en la libertad de la discrepancia y de la diferencia, en la libertad del punto de vista y del respeto, cuesta entender cualquier lógica represiva. Cualquier prohibición resulta arbitraria y absurda. Libro de arena recuerda, en el marco de la conmemoración del 40 aniversario del golpe de estado que dio lugar a la última dictadura militar de 1976, autodenominada “Proceso de reorganización nacional”, los libros que fueron censurados por el régimen más atroz de nuestra historia.



Incluídos como parte del material bibliográfico considerado “peligroso”, un extenso listado de libros, dentro de los que incluso figuran títulos comprendidos dentro de la llamada literatura infantil y juvenil, fueron prohibidos, y retirados de las bibliotecas escolares, de la enseñanza oficial y no oficial, durante la última dictadura militar (1976-1983). La represión y la desaparición de personas llevada a cabo por los militares se complementó con la persecución intelectual e ideológica en todos los campos de la cultura, y la literatura no quedó exenta. El proyecto de disciplinamiento social tenía puesto su foco en la formación moral del futuro ciudadano, y se sentía llamado a conservar en estado de “inocenicia” la infancia. Cualquier texto que pusiera en cuestión el orden instituido, y los valores que desde su punto de vista eran considerados la base de la construcción social, era un texto subversivo y consecuentemente peligroso. Las instrucciones de la conocida "Operación Claridad" no tenían por finalidad más que encontrar y secuestrar material de lectura que pudiera alterar la conciencia, el pensamiento, la libre reflexión de todo lector; la escuela se constituyó en el órgano principal para ejercer la “limpieza” de esas pequeñas conciencias que no debían ser expuestas a pensamiento alternativo de ninguna clase. Algunos de los autores que fueron eliminados de la escuela son Anthony Saint Exupéry, con El principito, Elsa Borneman con Un elefante ocupa mucho espacio o Laura Devetach, autora de Los libros Picaflores de cola roja y La torre de cubos. En la muestra de los libros prohibidos “Libros que muerden”, que se llevó a cabo el año pasado en La Plata, la autora reflexionaba sobre aquellos años: "Mataban palabras y mataban personas. Pero vamos a seguir afirmando, con Juan Gelman: A pesar de los genocidios la lengua permanece, sortea sus agujeros, el horror que no se puede nombrar".
A continuación se presenta el listado de los libros prohibidos que fueron secuestrados y quitados de circulación durante el régimen militar:

Niveles Inicial y Primario
“El principito”, de Anthony Saint Exupéry (donado a la Biblioteca “La maga” del CCCortázar)
“Cinco dedos”
“El pueblo que no quería ser gris”, de Ayax Barnes
“Un elefante ocupa mucho espacio”, de Elsa Bornemann (donado a la Biblioteca “La maga” del CCCortázar)
“La torre de cubos”, de Laura Devetach
Nivel Secundario
“Carta Abierta de un escritor a la Junta Militar”, de Rodolfo Walsh
“Todos los veranos”, de Haroldo Conti
“El eternauta”, de Héctor Oesterheld.
Selección de poemas
“La verdad es la única realidad” y “La pura verdad”, ambos de Francisco Urondo
“Poemas IV y IX, versos aparecidos”, de Carlos Aiub
Canciones
“Como la cigarra”, de María Elena Walsh
“Canción para mi América”, de Daniel Viglietti
“Botas locas” y “Juan Represión”, de Sui Generis
Nivel de Educación Superior
“Mascaró, el cazador americano”, de Conti
“Operación Masacre”, de Rodolfo Walsh
“Pedagogía del oprimido”, de Paulo Freire
“La tía Julia y el escribidor” de Mario Vargas Llosa
“Desde el Jardín” de Jerzy Kosinsky
Autores Extranjeros
“Las venas abiertas de América Latina”, de Eduardo Galeano
“Pantaleón y las visitadoras”, de Mario Vargas Llosa
“Gracias por el fuego”, de Mario Benedetti (donado a la Biblioteca “La maga” del CCCortázar)
“Cuentos para chicos traviesos”, Jacques Prevert
Autores Nacionales
“Nuestros muchachos”, “Niños de hoy”, “El amor sigue siendo niño”, de Álvaro Yunque
“The Buenos Aires affaire “, de Manuel Puig
“Ganarse la muerte” de Griselda Gambaro
“La vida es un tango”, de Copi
“De Sarmiento a Cortázar”,  de David Viñas


Día de la memoria por la Verdad y la Justicia:

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Juan Rulfo. Narrar la muerte

Lewis a través de la lente

Estrategias para alentar la lectura