lunes, 26 de diciembre de 2016

Estrategias de animación

Durante los meses de octubre y noviembre, los participantes de las Capacitaciones en Estrategias de animación a la lectura concurrieron a diferentes instituciones para poner en práctica, junto con los asistentes a las mismas, los proyectos diseñados durante los encuentros.


Por María Trombetta

En el CPI “Años felices”, del barrio de Once, el grupo propuso a los niños y niñas de la sala de 4 años un encuentro de lectura y juegos basado en el cuento “El príncipe Mediafiaca”, de Graciela Repún y Eleonora Arroyo.
La historia de un príncipe al que sólo le gustaba descansar hasta que descubrió su vocación por la cocina, propone el valor de amar aquello que uno hace.  Durante la lectura del cuento, los asistentes colaboraron agregando a la olla todos los ingredientes para preparar las recetas del príncipe, luego cada uno preparó su propia “galletita” para regalar a alguien a quien quisiera mucho.

“Hombre italiano viene a casarse” fue el título de la propuesta para los asistentes a la biblioteca “Memoria con Yapa”, del CSM Ameghino.  A partir del cuento de Julio Llinás "De eso no se habla",y fragmentos de la versión cinematográfica realizada por María Luisa Bemberg, se abordó con los participantes la cuestión del amor como un "darse cuenta" o reconocimiento. Por otra parte, se analizaron las similitudes y diferencias de lenguaje entre la producción literaria y la fílmica, además de conversar sobre otros trabajos del autor.
En el encuentro con los niños y niñas de la sala de 3 años del CAF 8, en Lugano, las participantes de la Capacitación trabajaron a partir del cuento “Ramón Preocupón”, de Anthony Browne, el relato sobre un niño muy preocupado por las cosas más comunes. El cariño de su abuela y los muñecos quitapenas lo ayudan a sentirse mejor(una tradición entre los niños de Guatemala consiste en tener muñequitos “quitapesares”, para contarles sus penas o preocupaciones a cada uno de ellos antes de colocarlos debajo de la almohada a la hora de dormir). Con la ayuda de un susurrador, los asistentes pudieron contarle a un muñeco quitapenas gigante preparado para la ocasión, las cosas que los preocupaban o que no les gustaban.
Con los residentes del Hogar San Martín, se trabajó a partir de relatos de amor de Alejandro Dolina, en el encuentro “Amores de barrio, historias en cada esquina”. Luego de escuchar los relatos, los asistentes recibieron por azar una  palabra y una fotografía que tuvieron que relacionar en una historia de romances reales o imaginarios, de su propia historia o que hubieran escuchado de otros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario